Print Friendly Version of this pagePrint Get a PDF version of this webpagePDF

sábado, 5 de abril de 2014

Pues te haces pasar por otro y ya está!

Contrastes comunicativos
Ayer estuve en la Facultad de Comunicación de la Universitat Internacional de Catalunya invitada por Pablo Medina para hablar de ética en la comunicación en salud bajo la óptica de un laboratorio farmacéutico.
Por primera vez me pedían hablar de este tema, que a decir verdad me tuvo toda la semana en modo: y ahora esto como lo enfoco??? Decir que lo que más me ha costado ha sido elaborar el discurso, ya que ante mí iba a tener un público joven, formado, a punto de graduarse y no perteneciente al mundo de la salud (donde habitualmente hablo). En las casi dos horas de clase quería transmitir algunas ideas fuerza:

  • Que el sector salud y concretamente el farmacéutico está hiperregulado (hay que conocer el marco legal en el que nos movemos)
  • Que tener la salud entre manos "no es cualquier cosa", estamos hablando de un derecho fundamental de las personas
  • Que la irrupción en tromba de lo digital, móvil y social ha afectado a como comunicamos en salud
  • Que debemos aprender a gestionar la sobreexposición social de personas y Empresas
  • Que puedes diferenciarte haciendo cosas viejas con nuevas maneras y cosas nuevas con viejas maneras.
  • Que una nota de prensa "evolucionada" puede ser en sí misma un mundo de posibilidades: enlaces, vídeos, podcasts, QR's, descarga de fotos, etc...
  • Que debemos estar a alerta; para saber que dicen de nosotros, para ver como se mueve lo que nosotros decimos, para facilitar recursos, para ser visible
Fue una clase entretenida, de intercambio y aprendizaje mútuo. Consiguieron ponerme los pelos de punta con ideas de bombero como que un laboratorio se haga pasar por un paciente en un foro y recomiende sus fármacos o que si un médico no te receta un fármaco te vas a la homeopatía y ya está! Espero que sepamos educarlos en salud pronto!!!! 
Se interesaron en como resolver una crisis de comunicación en la Empresa y se quedaron "pasmaos" cuando les mostré campañas de sensibilización a población general con "referencias bibliográficas". Y como me dijo uno de ellos al acabar: fácil, fácil no es !!!
Aquí os dejo la presentación que preparé.


viernes, 21 de marzo de 2014

Te quiero, no me quieres; Me quieres no te quiero.

No, no no me he hecho un lío, sólo he empezado a deshojar la margarita de la formación en salud. Me pongo a escribir y pienso que podría epxlicar como organizar ahora las actividades de formación ya sea en modo presencial, semipresencial y virtual. O como clasificar la formación si es reglada o no reglada, formal o informal según sea académica, acreditada, in company o participando en una comunidad virtual de práctica. Podría también, disertar sobre elearning, entornos virtuales de aprendizaje (propios y ajenos) y si me paro a pensar aún me saldría alguna cosilla más, seguro!. 
Pero no, no voy a escribir sobre nada de todo eso (que incluso he explicado en más de un foro), hoy voy a dar mi opinión personal en relación a mi faceta profesional más conocida, la que transcurre en un laboratorio farmacéutico. Vaya por delante, que tengo la suerte de llevar casi 14 años vinculada a una Empresa comprometida desde hace más de 20 años en la formación de los profesionales de la salud, por lo que, ni que sea "de oídas" alguna cosa habré aprendido en todo este tiempo. 

Hay que salir del tunel buscando la luz
Me preocupa mucho, mucho que amplios sectores de la salud sigan pensando que la industria farmacéutica paga alegremente mucho dinero por un pequeño o gran stand en eventos, jornadas y congresos a cambio, de esos imperceptibles minutos de contacto con el profesional de la salud cuando sale para "coger aire", o un croissant. Me resisto a creer que toda la aportación de la industria farmacéutica a la formación se limita a esos bazares que regalan el "pichigüili" más extravagante cumpliendo, eso sí, estrictamente, el código de buenas prácticas de la industria farmacéutica. El modelo es vetusto, rancio y vacío en los tiempos que corren. Y si seguimos con el análisis, nos encontramos, en un rincón, en una hoja aparte o con la separación que queráis los simposios satélite, fuera del programa científico y eso? Son actividades que se han quedado a medio camino entre la ciencia y la exhibición? Esos contenidos científicos, impartidos por profesionales, creo que por derecho propio han de incluirse en los programas científicos.  A decir verdad, para mí, ambos ejemplos han perdido vigencia y requieren un profundo análisis para que soplen fuertes vientos de cambio.

La industria farmacéutica invierte muchísimo dinero en formación, intenta hacerlo cada vez mejor, se alía con entidades reconocidas como Universidades y asociaciones científicas, e incluso se atreve a innovar en formatos y contenidos. Creo firmemente en la necesidad de pasar del patrocinio al protagonismo, un protagonismo "con fundamento", que aporte, compartiendo y participando. Si todos los actores de la salud somos capaces de trabajar codo con codo en lugar de enfrentarnos sistemáticamente, estoy convencida que daremos pasos adelante.

Sabéis que me gusta y disfruto de mi presencia en los medios sociales, escucho, opino y participo en temas de salud de manera activa, o eso creo, y en muchas ocasiones descubro como profesionales de la salud se quedaron anclados en viejos prejuicios y afirmaciones sobre las farmas, que por suerte,  día a día van perdiendo veracidad.

En definitiva, ¿No podemos caminar todos en la misma dirección? O es que ¿No a todos nos importa la salud? Por todo ello, apuesto convencida por el cambio de:
  • TONO: la industria farmacéutica NO es el malo de la película sistemáticamente.
  • ENFOQUE: diálogo y trabajo en equipo de TODOS los implicados, estableciendo una relación entre iguales.
  • MODELO: hay que aventurarse con nuevas fórmulas ¿Miedo a ser diferentes?

El pesimista se queja del viento.
El optimista espera que cambie.
El líder arregla las velas.
John Maxwell



lunes, 24 de febrero de 2014

¿Amig@s 2.0 para siempre?

Recuerdo que 2011 fue el año de los grandes descubrimientos en todo esto de la salud 2.0. Eran tiempos de aventurer@s y explorador@s fascinad@s con las nuevas posibilidades que se abrían ante nosotros con la aplicación de los medios sociales a la salud. Buscábamos momentos para encuentros de carne y hueso, "conversábamos" en frenéticos tweetups sobre lo que nos inquietaba e incluso poníamos en marcha los tan explicados "movimientos colaborativos en Red".

Para gente encantadora
El 2012 y el 2013 no fueron malos del todo, parecía que seguíamos creciendo, que seguíamos conversando y que seguían acercándose "inquiet@s" interesados en como el 2.0 y los medios sociales podían mejorar la salud. 
Pero siendo sinceros con nosotros mismos, ya en la segunda mitad del 2013 se empezó a vislumbrar cierto cansancio en la Comunidad. Algunos de los pioneros, fueron echando el freno, otros abandonaron blogs, twitter y alguna que otra red social y los más, hemos cambiado la manera de "estar" por el mundillo social

Teníamos ganas de popularizar la salud social y participativa, de compartir e intercambiar experiencias para crecer juntos, teníamos muchos sueños e ilusiones. ¿Cuántos hemos sido capaces de hacer realidad? Ahora, cuando te paseas por twitter te cruzas con un link, otro link, y todavía otro más. ¿Estamos ante la competición de los "retuiteadores" más rápidos del cementerio de la conversación? 

No sé a vosotros que os parece pero, tras un 2013 con mucho humo 2.0 el 2014 ha empezado bajo de tono, como si le faltaran las fuerzas. Y algun@s amig@s digitales salen de tu vida como llegaron, tuit a tuit, espaciándose hasta ser imperceptibles.
No sé si estamos ante la madurez o la crisis del 2.0 o quizás sólo es un agotamiento pasajero por lo exigente del entorno, pero ahora, en tiempos de tertulias, es un error abandonar este espacio de debate. Justo ahora que habíamos aprendido a aceptar otros puntos de vista, a pedir ayuda a nuestros referentes, a compartir inquietudes, a participar en conversaciones abiertas, ahora, nos vamos a ir? No, ahora toca volver a la esencia, ahora es el momento de enseñar y abrazar a los que llegan, ahora es cuando los que llevamos tiempo no debemos desfallecer.

Por todo ello, seguiré impulsando el Carnaval de la Salud con Miguel Angel Mañez y Chema Cepeda y seguiré cuidando Wikisanidad, por todo ello seguiré batallando a nivel profesional, pues yo sí creo que la salud 2.0 puede cambiar las cosas. 

Nunca creí que pudiéramos transformar el mundo, pero creo que todos los días se pueden transformar las cosas.
Françoise Giroud


miércoles, 29 de enero de 2014

Que la fuerza 2.0 te acompañe

Hoy ha tocado a su fin un proyecto personal-profesional iniciado en septiembre.
Hoy me he dado cuenta, que gracias a las 10 sesiones de un humilde programa de formación interna desarrollado, algo ha cambiado en nuestra Empresa.
Hoy he sentido la satisfacción de concluir una aventura.
Hoy he lucido la mejor de mis sonrisas.
Sí, estoy CONTENTA con mayúsculas, sobretodo por llegar al final de... una gran cabezonería? Quizás sí :)
Pasé un par de meses junto a uno de mis grandes amigos 2.0, pensando, escribiendo y borrando en un google docs un proyecto de formación interna que despertara el interés en el "uso y disfrute" de competencias digitales aplicadas a la práctica profesional. Cuando tuvimos lo que nos pareció un programa motivador, interesante y divertido que tocaba casi todos los palos de la salud 2.0, lo presenté y tras ser aceptado puse en marcha los Desayunos/Esmorzars 2.0. Me rondaba por la cabeza hacer algo diferente, que nunca antes hubiéramos probado en la Organización, con dinámicas disruptivas tanto en formato como en contenido y practicando la más pura actitud 2.0.
Con Julio Mayol y su Dr. Twitter:
el conocimiento está en la Red
Así, fijamos las reglas del juego:
  • Una sesión inicial que removiera a los que vinieran en sus asientos. Que les provocase incomodidad por no estar "en la ola" e incredulidad por lo que había y no conocían. Julio Mayol en menos de una hora consiguió ampliamente ambos propósitos.
  • Sesiones de 90 minutos (ni uno más ni uno menos, importante el cumplimiento horario dentro de la jornada laboral, todos sabían antes de empezar el tiempo que iban a dedicar).
    • Los primeros 15 minutos de desayuno, tertulia distendida, nos contamos el fin de semana o intercambiamos impresiones de los temas a tratar en la sesión.
    • 30 minutos de un tema global en salud 2.0 (blogosfera sanitaria, movimientos colaborativos, reputación digital, etc..)
    • 30 minutos de una herramienta (twitter, linkedin, slideshare, pinterest, youtube, etc.)
    • 15 minutos de debate final
Empezamos dubitativos, con paso incierto desconociendo si la propuesta iba a tener gancho. Habíamos hablado de la necesidad de esta formación con los Directores de Área que se subieron al carro sin dudarlo (igual pensaron que no conseguiríamos llegar al final, o sí?) .
 Y, hoy, nos hemos visto por última vez, hemos compartido tiempo, espacio y conocimiento sabiendo que al cabo de unas horas no podríamos resistirnos a valorar o al menos opinar sobre lo acaecido: 
  • Pensar y preparar 9 sesiones casi casi al 100% ha supuesto un importante desgaste personal. La Empresas no paran porqué la menda haya decidido formar a sus compañeros. Preparar el qué, el cómo y el cuánto aprovechando noches y fines de semana ha sido bastante habitual. Y contrariamente a lo que era de esperar, la satisfacción de tener los deberes hechos ha conseguido que siempre luciéramos unas alegres ojeras.
  • El desayuno analógico previo ha propiciado y permitido un enriquecedor intercambio informal de opiniones, inquietudes y conocimientos en un espacio antes inexistente en la Empresa.
  • Sesiones horizontales dirigidas a Directores, mandos intermedios, técnicos y personal administrativo que han sido valoradas muy positivamente por todos los asistentes.
  • Los diferentes niveles de conocimiento con independencia del puesto que cada uno ocupa en la Organización han mostrado facetas muchas veces desconocidas de algunos participantes siendo motivo de admiración y reconocimiento.
  • La convocatoria mediante newsletter a propósito para la ocasión, la publicación de los materiales didácticos en la intranet y el mensaje posterior agradeciendo la asistencia, han contribuido de manera importante a generar un ambiente positivista y motivador  (muchas personas contestaban con felicitaciones).
  • Con Laura y los churros con chocolate despidiéndonos
  • Los días posteriores a la formación, se ha observado movimiento en la utilización de lo explicado, y cada uno ha probado herramientas, recursos, proyectos e iniciativas según necesidades y motivación. Hemos visto como algunos procesos, ahora, se hacen de manera diferente.
  • Invitar a "ponentes internos" que generosamente han compartido su experiencia ha contribuido, aún más si cabe, a que el conocimiento fluya de unos a otros creciendo con el movimiento.
Y, si os digo la verdad, lo que a mí más me ha llenado, ha sido la sonrisa en la cara de todos y cada uno de los que abandonaban la sala y se iban a sus quehaceres habituales. No sé si repetiremos, no sé si las encuestas de satisfacción coincidirán con estas valoraciones-sensaciones, no sé si la fuerza 2.0 les va a acompañar a partir de ahora pero lo que sí sé es que hoy me voy a la cama muy, muy satisfecha.
Buenas noches y buena suerte!

Y para los que os apetezca, un TED corto, claro y directo, los 8 secretos del éxito:



domingo, 19 de enero de 2014

Comparte, comprende, genera confianza

Espectacular Bonaigua
Llevaba días buscando momento para escribir, y a decir verdad, este 2014 ha empezado pegando fuerte. Desconecté más o menos deslizándome por las pistas nevadas de Baqueira pero desde mi reincorporación al trabajo, es como si las horas se encogieran, cada una que pasa pierde minutos para la siguiente, será el efecto del tiempo menguante?.
Y así, entre una cosa y otra, los días pasan y nada, que no echo un post. Como no quiero excusarme más, he pensado que podía compartir por aquí  la entrevista que en noviembre de 2013 me hicieron en el blog "La eSalud que queremos".
Y ya sabéis, a vuestra disposición los comentarios para discrepar, debatir y entre todos aprender. 

¿Quién tiene más peso entre los actores de la eSalud española, los médicos o los pacientes?

No creo que sea una cuestión de peso, más bien es cuestión de cantidad y calidad de participación. En España, creo yo, todavía estamos cortos de profesionales de la salud que hayan entendido el cambio de la medicina paternalista a la medicina participativa. Éste es uno de los principales frenos para que la salud 2.0 evolucione a buen ritmo. Algunos pacientes demandan un papel más activo en la gestión de su salud en compañía de los profesionales que los atienden, y a menudo, éstos no están preparados para asumir este cambio. Así, nos encontramos en un momento de desequilibrio entre la demanda de algunos pacientes y la oferta de algunos profesionales.

¿Crees que la eSalud española tiene muchos puntos débiles? ¿Podrías citar algunos?

La eSalud española está creciendo y evolucionando, la irrupción ha sido masiva y acelerada en los últimos dos-tres años lo que ha provocado desestabilizaciones importantes. Por un lado, los profesionales de la salud que gracias a los medios sociales han visto una oportunidad de mejora en la atención sanitaria, se han aventurado con iniciativas individuales más o menos exitosas; por otro lado, algunas entidades de salud (hospitales, laboratorios farmacéuticos, aseguradoras, etc.) han ido incorporando servicios 2.0 que mejoran la relación con sus usuarios. Finalmente la Administración, con un ritmo lento y desigual en la elaboración de un plan de acción, ha provocado situaciones de “desamparo” profesional y falta de respuesta a pacientes “inquietos”. Quizás, ahora que empieza ha llegado el momento de unir esfuerzos y empezar a pensar en proyectos compartidos.

Más de 6 años trabajando en un proyecto de 2.0 en una farmacéutica ¿Que es lo que más te ha sorprendido durante este periodo?

Incorporar un proyecto 2.0 en un laboratorio farmacéutico no ha sido tarea fácil, ha supuesto cambiar la manera de acercarse a determinados grupos de interés y pasar de patrocinar a participar en este espacio compartido que son los medios sociales. En este tiempo me ha sorprendido muy positivamente la buena acogida de profesionales, entidades, Administración, pacientes, periodistas, etc. que valoran y reconocen la transparencia y la aportación de contenidos, opinión y esfuerzo. También me ha sorprendido en negativo el largo tiempo transcurrido para que las empresas farmacéuticas hayan decidido iniciar el camino 2.0. Además, me entristece ver que, cuando lo han hecho, no todas han comprendido como funciona este nuevo espacio de relación y a menudo, subcontratan el 2.0 como si fuera una acción de marqueting más. Muchas todavía no comprenden que el 2.0 es la esencia de tu Empresa, es su manera de ser y hacer y eso, no lo puede “contar” una agencia o el último becario llegado a la Empresa.

¿Cuál debe ser la función de una farmacéutica en una red social?

Las farmacéuticas en las redes sociales no deben actuar de manera diferente a como lo hacen en la sociedad. Los medios sociales las humanizan y les permiten acercarse a profesionales, pacientes, usuarios y entidades como nunca antes lo habían hecho. Este acercamiento va a permitirles detectar necesidades, facilitar información de salud confiable y ofrecer un trato personalizado a sus audiencias

Con tu experiencia contrastada trabajando en una farmacéutica. ¿Por qué crees que todavía al usuario -y no al profesional sanitario- le cuesta dirigirse a ella por redes sociales como si lo hace con una compañía aérea, por ejemplo? ¿Las ve poco cercanas?

No creo que sea un problema sólo de cercanía sino también de hábitos. Sí que es cierto que muchas farmacéuticas están haciendo sólo un uso emisor de información en los medios sociales y participan poco o nada de la conversación. Así, la falta de costumbre de los pacientes unida a la poca disposición conversadora de las farmacéuticas hace que los medios sociales no sean todavía una vía habitual de comunicación entre ambos. De  todos modos, estoy convencida de que con la madurez de los usuarios, las marcas y las empresas, será cada vez más habitual utilizar estos medios para comunicarnos de manera rápida y directa los unos con los otros. Y no perdamos de vista que no todo es social, este es un medio más pero otros, quizás más privados para cuestiones de salud, siguen vigentes y disponibles siempre que cumplan con la legislación vigente.

En algunos ámbitos de la salud se escucha la palabra '2.0' y provoca incredulidad ¿Qué opinión te merece? ¿Por qué crees que pasa eso?

Hace tiempo que creo que el 2.0 no es café para todos, es una mezcla de actitud y gestión del cambio que a todos nos afecta pero que no todos aceptamos por igual. Considero que ahora todavía podemos decidir de manera individual dónde, cuándo y cómo vamos a usarlo pero conforme pase el tiempo, a nivel profesional, pocos van a poder quedarse fuera de esta “ola”. La incredulidad que comentáis, puede ser fruto del desconocimiento y la falta de formación, cuestiones que estoy segura serán superadas en breve con la incorporación masiva del 2.0 a la salud.

¿Me puedes dar un diagnóstico de la blogosfera sanitaria nacional?

Soy de la opinión que la blogosfera sanitaria nacional goza de buena salud, en Wikisanidad tenemos recopilados más de 400 blogs de salud y cada semana incorporamos blogs nuevos. Sí que es verdad, que ser bloguero es una carrera de fondo y mantener un blog de manera completamente altruista supone una dedicación y esfuerzo a los que no todo el mundo está dispuesto. El pulso a la blogosfera lo tomamos cuando aparecen iniciativas colaborativas (como Mírame diferénciate o mi vida sin tí) y con el Carnaval de la Salud, movimiento que promueve el debate y la reflexión, alcanzando en su edición de septiembre de 2013, 59 artículos sobre marca personal y marca profesional. En definitiva, sí, la blogosfera sanitaria está viva y se mueve.

¿Crees que hay las suficientes iniciativas para pacientes en la Red acorde con la nueva demanda existente?

Tenemos la costumbre de fijarnos y deslumbrarnos con lo que se hace fuera y frecuentemente olvidamos mirar “hacia adentro”. Empiezan a haber buenas iniciativas de redes de pacientes como Somospacientes, Redpacientes o Personasque, por ejemplo. Además, bastantes asociaciones de pacientes usan los medios sociales para difundir sus actividades y experiencias como la escuela de pacientes de la escuela de salud pública andaluza son ya una realidad. Quizás, a nivel individual todavía muchos pacientes siguen buscando signos y síntomas en Google sin saber que es posible compartir inquietudes y dudas con otras personas en la misma situación, gracias a Internet y los medios sociales.

El paciente en Internet, ¿se empodera y se forma solo o necesitaría una guía o asesoramiento de un profesional sanitario?

Los pacientes navegan por la Red buscando respuestas, consuelo y a veces, compañía. Una de las principales barreras para el uso e implantación de los medios sociales en salud es la fiabilidad de los contenidos. Así, el asesoramiento de profesionales de la salud, ya sea prescribiendo enlaces, comunidades, listas de Twitter o los recursos que considere necesarios para sus pacientes es una buena opción para facilitar la participación activa de los pacientes en este entorno.

¿Te atreverías a definirme lo que es para ti un médico 2.0?

Un médico 2.0 es el que se sienta al lado de su paciente y juntos revisan el proceso patológico que “tienen entre manos”. Los médicos 2.0 entienden la atención al paciente desde un punto de vista pluridiscipinar y le facilitan otras fuentes de información, otras vías de comunicación y nuevas maneras de hacer las cosas. El médico 2.0 es el que comparte, comprende y genera confianza.

Puedes añadir el post a tu libreta: