Print Friendly Version of this pagePrint Get a PDF version of this webpagePDF

sábado, 8 de octubre de 2016

Donde hay ricos, hay pobres. Escapada a pueblos flotantes en Kampong Khleang ( Siam Reap - Kampong Khleang día 18 #vietnam16im)

Vivir a 8 metros del agua
Hoy Siang nos ha dicho que "el programa" nos lleva a ver una ciudad flotante y las casas "surpilotées" a 8 metros del suelo. Tenemos por delante una hora de carretera y al poco rato nos damos cuenta que estamos entrando en la Camboya real, muy alejada del bullicio de los turistas de Siam Reap. Ya hace tiempo que comprobé que donde hay ricos hay pobres, así por las calles con luces de neón a go go hay gente que pide limosna.
Nos acercamos a nuestro destino, el pueblo de Kampong Khleang situado en uno de los ríos que salen del lago Tonle Sap. Empezamos a ver casas construidas sobre pilones de 8m de altura, casas primero humildes, luego pobres y finalmente miserables. Siang nos cuenta que este año está lloviendo muy poco y que el arroz no crece y que se pesca menos, y como dice él: la vida se vuelve complicada. El pueblo flotante entra y sale del lago según es época seca (centro del lago, hay poca agua) o época lluviosa (fuera del lago, hay mucha agua). Y de golpe y porrazo dejas de hacer fotos, no puedes seguir, te duele el corazón por lo que ves y sientes. Cuando te encuentras cara a cara con la pobreza y te acercas, quizás demasiado, a realidades infinitamente alejadas de la tuya, el corazón se te encoge, te duele y te cuesta poner aquella distancia necesaria para no pasarlo mal. Y es en ese preciso instante que querrías bajarte del coche y ayudar a toda esa gente!!! Hay que educarlos, hay que hacerles comprender que el agua del lago no sirve para todo: lavarse, lavar ropa y platos, hacer tus necesidades, etc. Siang insiste en que ahora beben agua envasada, me cuesta creerlo, pero que siguen usando el lago para el resto. Y te tropiezas con niños y niñas pequeños, algunos de 5 años o incluso menos que trabajan o quizás les ha tocado el turno de escuela contrario (hay mañana y tarde por falta de plazas y siempre, casualmente, a los que ves sin hacer nada les ha tocado el otro turno.

Quien tiene una máquina de coser tiene un tesoro. 
Casas flotantes, casas cambiantes, casas inquietantes.
Barca p'arriba, barca p'abajo
Acabamos la visita al pueblo, donde por primera vez desde que iniciamos nuestro viaje asiático, hemos visto como ni pequeños ni grandes ríen, el hambre y quien lo sufre no tienen ganas de sonreír!!!
Almorzamos de vuelta y pasamos la tarde en el hotel, aire acondicionado y muchas fuerzas para la mayor turistada del viaje: macrocena con bailes apsara. Que horror de sitio, millones de turistas muertos de hambre que a las 18'30h se pelean por un buffet libre. Comemos un poco, vemos las danzas y a la calle, misión cumplida, mínimo tiempo, máximo rendimiento.
Edu, el compañero de Xavi de INEFC ha llegado a Siam Reap y nos apetece ni que sea vernos 5 minutos. Pol y Marina deciden volver al fresquito del hotel y nosotros para hacer más llevadera la espera nos regalamos un reconfortante masaje de pies, nos estamos aficionando!!!!!!
Nos encontramos con Edu y con Laura, selfie, abrazo y buen café para poner punto final a nuestro penúltimo día de viaje. Que poquito que nos queda!!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes añadir el post a tu libreta: