Print Friendly Version of this pagePrint Get a PDF version of this webpagePDF

lunes, 12 de diciembre de 2016

Lo más importante

No podía desviar la mirada, el sufrimiento me tenía atrapada ante la pantalla, personas en míseras embarcaciones esperando el rescate, personas que lo han dejado TODO y se han lanzado al mar, personas que hace mucho tiempo que dejaron atrás las dudas y el miedo. Así estaba cómodamente viendo Astral, el relato de Jordi Évole en primera persona acompañando a la ONG Open Arms, la entidad de Badalona que "nada hasta donde hay una vida en peligro".  Mis ojos se humedecieron, el horror desfilaba ante mí, yo que estaba estirada en mi sofá de Barcelona y conforme avanzaba el documental me rondaba la misma pregunta en mi cabeza, y tú ¿Qué haces? No había manera de desviar la insistente pregunta,  no había manera de ignorar lo visto y oído y mirar hacia otro lado, no había manera de olvidarme de la desesperación de tantas y tantas personas.

Foto de Brian Sokol
Como en un déjà vu, rememoré una exposición vista hace más de dos años en CaixaForum que tampoco consigo olvidar, The most important thing, una muestra a priori como cualquier otra que formulaba a quien la visitaba una sencilla pregunta ¿Qué es lo más importante que te llevarías si de repente tuvieras que huir de tu hogar y de tu país? Ante mis atónitos ojos desfilaron 24 personas forzadas a huir de su casa y de su país "portando el objeto más importante". La pregunta te martilleaba las sienes al pasar de foto en foto y al salir te esperaban una pizarra y una tiza para elegir "tu objeto".

Arpilleras "Después de las olas"
en la Fundació Ateneu Sant Roc
Recordaba que mi buen amigo Ramón Capdevila llevaba algunas semanas en Lesbos "echando una mano" y lo que hiciera falta a las personas que allí se refugiaban y seguían llegando a la costa. Y cuál cafetera encima del fuego cogí mi iphone y empecé a teclear a Fredi en un tono entre enfadada e indignada, tanta tecnología, tanto 2.0 tanto de todo y ¿Tan poca humanidad?, no podíamos permitírnoslo!!!  No tenía ninguna duda, Fredi, médico como yo, debía recordar fragmentos de nuestro muy lejano Juramento hipocrático:
"Recordaré que la medicina no sólo es ciencia, sino también arte, y que la calidez humana, la compasión y la comprensión pueden ser más valiosas que el bisturí del cirujano o el medicamento del químico"
y sabía que lo que estaba ocurriendo no le era indiferente, él como yo vive en la bella y confortable Barcelona, a orillas de un mar Mediterráneo en cuyas aguas muchas personas huyen de du peor pesadilla. Y así, con los sentimientos a flor de piel le propuse a Fredi convocar un encuentro solidario del chapter Health 2.0 Barcelona

Estaba convencida que la comunidad de esalud de Barcelona  querría conocer de primera mano como la salud digital es, hoy y ahora, elemento de apoyo en situaciones de pobreza, conflicto y sobre todo necesidad, mucha necesidad. Buscamos 3 historias, 3 historias "de verdad", contadas por sus protagonistas a partir de sus inquietudes, de sus vivencias y seguramente de su respuesta a la temida pregunta ¿Y yo qué puedo hacer?  Y la magia del 2.0 empezó a caminar: un mensaje directo en twitter, un par de mails, un grupo de whastapp y el encuentro quedó cerrado: 
  • Ehealth al límite: personas conectadas por la vida
  • Martes 20 de diciembre en la Acadèmia de Ciencies Mèdiques i de la Salut de Barcelona
  • 3 historias "de verdad":
    • Mejorando la salud maternal con un móvil: Zero mothers die project. Jordi Serrano.
    • Tecnologia para mejorar la salud en Guinea Bissau. Felix Perales. ONG Silo.
    • Un mes en la isla de Lesbos: 24x7 on call. Ramón Capdevila, pediatra. 
  • 20 euros el ticket para asistir (recaudación íntegra para las tres entidades)
  • Donativos "fila cero" para quien no pueda venir pero "Quiera hacer algo"
No siempre es fácil sentirnos bien con lo que hacemos, no siempre es fácil sentir que hacemos algo y no siempre es fácil pasar de puntillas y mirar hacia otro lado cuando vemos algo que no nos gusta. Por todo ello, y sabiéndome inquieta, pienso que la propuesta no puede dejarnos indiferentes, pienso que va a ser difícil mirar hacia otro lado y más pasar de puntillas sin detenerse en la propuesta. A ver si conseguimos que el 20 de diciembre la sala esté a reventar para escuchas y compartir con Jordi, Félix y Ramón la esalud más solidaria del 2016.

Os esperamos!!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes añadir el post a tu libreta: